Escribir para la web: los pasos esenciales para convertirse en un escritor eficaz

13504 vistas 11 minutos

¿Hay alguna diferencia real entre escribir para internet o para papel? La respuesta es sí.

La forma de escribir no es la misma en estos dos medios, internet tiene sus propias reglas de escritura y vamos a explicar por qué.

Si estás pensando en abrir un blog, ¡la escritura pronto será tu mejor amigo.

Es importante hacer todo lo posible para optimizar la redacción de tu contenido porque es el primer contacto entre el visitante y el sitio web.

El objetivo es doble:

👉 Dar al lector la información que busca

👉 Y convertirlo

Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a mejorar tu escritura y a convertirte en un escritor eficaz.

Escribir para internet: los pasos previos

Para producir contenidos de calidad y optimizados, no dudes en seguir estos pasos antes de ponerte a escribir.

Elige tu palabra clave principal

El primer paso antes de empezar a escribir tu contenido es elegir tu palabra clave principal.

De hecho, lo mejor es elegir un tema y una palabra clave específicos.

¿Pero por qué?

Para que los motores de búsqueda entiendan tu contenido. Con demasiadas palabras clave diferentes y varios temas en un mismo artículo, Google no podrá clasificar tu página de forma adecuada porque no entenderá tu intención.

Hay un método muy sencillo para elegir tu palabra clave principal.

En primer lugar, hay que ponerse en la piel del usuario: ¿qué escribirías en la barra del buscador para encontrar tu información?

También hay herramientas que te ayudan con la búsqueda de palabras clave, como Google Ads o SEMRush. Esto te dará una idea del volumen de búsqueda de tu palabra clave y de su grado de competitividad.

💡 Nuestro consejo: usa palabras clave de cola larga (long tail)

El uso de palabras clave de cola larga permite posicionarse en palabras clave más específicas y, por tanto, menos competitivas.

Las palabras clave "genéricas" son muy populares y, por tanto, muy competitivas y es muy complicado posicionarse en ellas. Además, algunas páginas están posicionadas en estas palabras clave desde hace varios meses, o incluso varios años, y por lo tanto es difícil competir con ellas.

Por lo tanto, la idea es buscar palabras clave más largas y precisas. De este modo, el usuario al que te diriges está más calificado y la competencia será más débil.

escribir para la web

Trabajar el campo léxico de las palabras 

Ahora que has elegido la palabra clave principal, es el momento de ampliar el campo léxico  utilizado en tu contenido.

En 2013, el algoritmo Hummingbird de Google llevó la producción de contenidos en una nueva dirección.

A partir de ahora, Google ya no tiene en cuenta sólo la palabra clave principal de la página, sino todo el universo semántico que se deriva del término.

Por lo tanto, es esencial encontrar las palabras clave "secundarias", es decir, sinónimos, expresiones o incluso palabras en torno a la palabra clave principal.

¿Pero cómo se hace esto?

Para ello, es necesario encontrar palabras clave secundarias a partir de la palabra clave principal. Trata de encontrar unas cinco palabras, para ampliar el campo léxico.

Por ejemplo:

Para una palabra clave principal como "creador de sitios web", las palabras clave secundarias pueden ser "software para crear sitios web", "herramienta para crear un sitio web" y muchas otras.

La clave es no utilizar palabras que están en la palabra clave principal, sino palabras o frases que están cerca de ella y que significan lo mismo.

También puedes inspirarte en lo que hacen tus competidores. Pero ten cuidado. Trata de detectar sus errores y evita las prácticas que no son correctas. Esto sigue siendo una buena forma de obtener ideas.

La guía para escribir en internet

Una vez que te hayas ocupado de tus palabras clave y te hayas asegurado de que son viables, es el momento de empezar a escribir.

Hemos enumerado las mejores prácticas para ser un escritor eficaz.

Saber cómo estructurar el contenido

Para escribir un contenido de calidad, es importante saber cómo estructurar el contenido.

👉 Para mejorar la legibilidad

👉 Para mejorar su posicionamiento en los motores de búsqueda

Para estructurar un contenido, hay varios elementos:

👉 Los títulos (H1, H2, H3)

👉 Los subtítulos

👉 Los párrafos deben ser cortos, 1 idea = 1 párrafo

Estos elementos te permitirán jerarquizar tu contenido y estructurarlo con la ayuda de encabezados que ayudarán a la legibilidad, pero también a estar bien posicionado en los motores de búsqueda.

Trabaja en los títulos y subtítulos. El título debe resumir el contenido del artículo.

Si el artículo es largo, escribe un encabezado: los encabezados son a menudo en negrita, son un resumen del artículo.

Recuerda que la mayoría de los usuarios de Internet sólo leen la parte superior de los artículos (se dice que la mirada del lector forma una letra F) y luego sólo escanean el texto, leyéndolo en diagonal.

Un buen redactor debe saber captar la atención del lector desde las primeras líneas.

Esta estructura debe ser clara y coherente. Por lo tanto, es importante dar prioridad al contenido. Para ello, es posible utilizar el método de la pirámide invertida.

Esto significa escribir el contenido de la siguiente manera: comenzar por la información más importante y finalizar con los detalles.

redacción web

Escribir para la red: ir al grano

Se dice que el 81% de los internautas lee el primer párrafo mientras que sólo el 32% lee el cuarto párrafo (estudio de Nielsen Norman Group).

Por lo tanto, es fundamental ir al grano cuando se escribe para la web, utilizando el método de la pirámide invertida.También es importante encontrar contenido para tu blog

Por lo general, los usuarios de Internet buscan información rápida y permanecen poco tiempo en un sitio web.

Por eso es importante jerarquizar la información y utilizar frases sencillas y cortas.

Lo mejor es ser dinámico: utilizar frases cortas (unas 20 palabras), un vocabulario sencillo y claro, y un estilo directo y conciso. Evita también utilizar demasiadas palabras de unión, que ralentizan la lectura y hacen el texto más difícil de leer.

Presta también atención a la longitud del texto, porque un artículo demasiado largo puede desanimar al lector incluso antes de que haya empezado a leerlo. Por otro lado, un artículo demasiado corto puede no ser indexado por Google porque muestra una falta de información.

Por lo general, un artículo debe tener al menos 1500 palabras para estar bien posicionado en Google.

Promover la legibilidad

La legibilidad es un factor importante para el lector. Redactar para la web no sólo requiere escribir contenido de calidad, sino también tener en cuenta las limitaciones de los medios digitales. En la web, hay muchos factores de desconcentración:

👉 Reflejo de la pantalla

👉 Tiempo de carga de la página

👉 Tamaño del dispositivo

👉 Desplazamiento por la página

Etc...

Para luchar contra estos factores de desconcentración, es importante centrarse en la legibilidad.

Para mejorar la legibilidad de tus contenidos, hay que tener en cuenta muchos elementos.

En primer lugar, la estructura del contenido es esencial y ayuda enormemente a la legibilidad. La organización del texto debe estar perfectamente optimizada sea cual sea el dispositivo utilizado por el usuario.

Por lo tanto, debes hacer que tu sitio esté optimizado para todos los dispositivos (ordenador, móvil, tablet...). A esto se le llama responsive design.

En términos visuales, debes prestar atención al color, a la tipografía y al tamaño de las letras. Asegúrate de que los colores del texto y el fondo contrasten bien, que la tipografía sea legible (es mejor un tipo de letra sans serif) y que el tamaño de la fuente sea fácil de leer.

También es importante airear el contenido, así que recuerda utilizar saltos de línea cuando sea necesario, etc.

En cuanto a la ilustración del artículo, es clave para la legibilidad.

Un artículo ilustrado con bonitas imágenes o elementos visuales es más agradable de leer que un bloque de texto. Sin embargo, asegúrate de que las imágenes tengan el tamaño adecuado para que no se solapen con el texto y ten en cuenta la línea de flotación (es decir, la línea por debajo de la cual no se puede ver el contenido sin deslizar verticalmente).

Recuerda equilibrar el texto con imágenes y elegir visuales relevantes para tu contenido.

Por ello, un buen redactor se asegura de que su artículo sea legible, y sabe cómo estructurar su contenido para que sea claro y agradable de leer.

Piensa en SEO

Ahora que has redactado el contenido de tu web, es el momento de pensar en el posicionamiento.

En efecto, un buen redactor debe pensar en el posicionamiento web y optimizar su artículo en consecuencia.

El objetivo es reforzar su posicionamiento sobre temas específicos. Para ello, el método del campo semántico es excelente.

¿Qué es el método del campo semántico?

El método del campo semántico permite optimizar los enlaces internos mediante la clasificación semántica de las páginas principales y subpáginas.

Se trata de organizar los contenidos de forma jerárquica y semántica.

El objetivo es, por tanto, enlazar entre sí las páginas que traten un mismo tema.

Una vez creados estos enlaces,también puedes crear enlaces externos. Es decir, enlaces que apuntan a otros sitios web.

Además de los enlaces internos y externos, hay otros elementos a tener en cuenta para el SEO:

👉 Las etiquetas fuertes: son las palabras en negrita en el artículo, no deben ser demasiado numerosas y deben estar relacionadas con las palabras clave que has definido.

👉 La longitud de los artículos: el tamaño de un artículo cuenta mucho para el SEO. Un artículo demasiado corto no será favorecido por Google. Es mejor producir menos, pero de calidad.

👉 La etiqueta alt en las imágenes: esta etiqueta también ayuda al SEO. A los motores de búsqueda puede resultarles difícil entender un elemento visual, por lo que tienes que ayudarles con esta etiqueta

👉 Título / URL / Meta descripción: estos tres elementos deben ser optimizados para el SEO, para posicionarse mejor en los buscadores.

El título debe presentar tu propuesta de valor y expresar el propósito del artículo. La meta descripción debe atraer al lector y hacer que quiera leer más.

Redacción en la web: tips y consejos

Ahora lo sabes (casi) todo sobre la escritura en línea.

Pero aquí tienes algunos consejos más para hacer un contenido de calidad... quédate con nosotros 🚀.

El valor añadido de los contenidos

Hacer contenido es bueno, pero producir contenido de calidad es aún más importante.

El marketing de contenidos es una práctica cada vez más utilizada por las empresas, y la competencia es cada vez más dura. Es necesario diferenciarse y aportar un valor añadido a su contenido con artículos de calidad, por ejemplo.

El contenido tiene un gran impacto en las decisiones de compra de los consumidores, que tienen expectativas concretas cuando consultan páginas web.

Por lo tanto, es importante satisfacer sus expectativas para evitar la frustración. Incluso puedes darles más información, añadiendo valor.

Un contenido que no satisface las necesidades de los lectores puede dañar tu credibilidad y crear algún tipo de frustración. Por lo tanto, el contenido debe corresponder al título, porque es lo que ha impulsado a los usuarios a hacer clic.

El contenido les permite obtener información y especificar sus necesidades. Como todos sabemos, las necesidades de los consumidores evolucionan constantemente, por lo que hay que seguir las principales tendencias y actualizar los contenidos con regularidad.

Anima a los usuarios a permanecer en tu sitio web

El objetivo de los contenidos es, ante todo, proporcionar información, pero también convencer a los visitantes.

Para animar a los lectores a permanecer más tiempo en la página, utiliza enlaces internos. El usuario hace clic en uno de tus enlaces y es redirigido a otro artículo

De este modo, podrá conocer tu marca y apreciar tu forma de escribir, tu contenido y la calidad de tus artículos.

Los botones de llamada a la acción también son una buena forma de convencer a los usuarios.

Llamadas a la acción (CTA), son completamente diferentes al texto y permiten continuar la relación con el usuario.

En resumen, cuanto más tiempo permanezca un usuario, más probable será que vuelva o que compre.

Después de la publicación del contenido

Tu contenido está super, ahora lo has publicado.

¿Qué hacer ahora?

Tras la publicación del contenido, es importante distribuirlo. Esta distribución puede realizarse a través de diferentes canales:

👉 Redes sociales

👉 Boletín de noticias

👉 Página web

👉 Vídeos

Etc.

Para ello, puedes crear una estrategia de distribución de tus contenidos, con el fin de optimizar tu comunicación.

Por último, pero no menos importante: el análisis del impacto.

Una vez publicado y distribuido el contenido, tendrás que hacer un seguimiento y análisis de los datos recogidos.

Hay una serie de herramientas como Google Analytics, Google Search Console... para recoger y analizar los datos de tu sitio web.

Esto te dará una idea de lo que funciona y lo que no, y de lo que hay que cambiar para que tu contenido sea perfecto.

Escribir para la web: en conclusión

Ahora ya conoces todos los consejos que necesitas para escribir bien para la web y mejorar tu escritura en Internet.

Y si te quedas sin inspiración: lucha contra el síndrome de la página en blanco con nuestra guía.

Todo lo que tienes que hacer es utilizar estos consejos, para mejorar tu seo, por ejemplo.

Sin duda, te convertirás en poco tiempo en un escritor eficaz y con talento.

Frédérique Biau
Editora y traductora
Soy una editora apasionada desde hace años, recorro la Web y las noticias para ofrecerte un contenido de calidad.

Última actualización: 29 junio, 2022

¿Qué hay de nuevo?
Las últimas actualizaciones y nuevas funciones sobre nuestra herramienta, después de una descodificación avanzada con nuestros desarrolladores.